Image

La teoría científica de la administración

La teoría científica de la administración es una de las teorías más influyentes en la gestión empresarial moderna. También conocida como administración científica o escuela científica de la administración, fue desarrollada por Frederick W. Taylor a principios del siglo XX.

Taylor creía que la administración debía ser una disciplina científica y que se podían aplicar los principios científicos para mejorar la eficiencia y la productividad en todas las actividades humanas. La historia de la administración científica se remonta a la época de la Revolución Industrial, cuando las fábricas requerían de métodos más eficientes para producir bienes a gran escala.

Los principios fundamentales de la administración científica incluyen la identidad de intereses entre el patrón y el obrero, la limitación de la producción, el estudio científico de las condiciones de trabajo y la organización científica. Además, la teoría se basa en cuatro principios específicos: el estudio científico de cada elemento del trabajo, la selección científica y entrenamiento obrero, la cooperación entre la administración y los obreros, y la distribución equitativa de la responsabilidad y el trabajo entre la administración y los obreros.

La administración científica busca eliminar las pérdidas de tiempo y dinero a través de un enfoque científico, y promueve la cooperación estrecha entre la administración y los obreros. A diferencia de otras teorías, la administración científica no provoca desempleo, sino que aumenta la remuneración y la formación profesional de los obreros. En resumen, la teoría científica de la administración es una forma eficiente de mejorar la eficiencia y la productividad en cualquier actividad humana, y sigue siendo una herramienta importante para las empresas en el mundo moderno.

Principales autores de la teoría científica de la administración

La teoría científica de la administración fue desarrollada por varios autores que propusieron diferentes metodologías para mejorar la eficiencia y eficacia en la administración de las empresas. A continuación, mencionamos los principales autores de esta teoría y sus aportaciones más importantes:

  • Frederick Winslow Taylor: Fundador de la administración científica, Taylor propuso la aplicación de métodos científicos para mejorar la productividad de los trabajadores y reducir los tiempos y costos de producción. Sus principales contribuciones incluyen el análisis de tiempos y movimientos del trabajo, la selección de obreros según sus capacidades, la colaboración en la organización del trabajo y la responsabilidad compartida entre la administración y la parte operativa.
  • Frank B. Gilbreth y Lilian M. Gilbreth: Esta pareja de esposos también hizo importantes contribuciones a la administración científica a través del desarrollo del “Estudio de Movimientos”, una técnica para identificar y optimizar los movimientos básicos en las actividades productivas. Su metodología se basó en identificar 17 movimientos básicos, llamados “therblings”, que incluían acciones como encontrar o ubicar un objeto, cerrar la mano para asir un objeto, entre otros.
  • Henry L. Gantt: Al igual que Taylor, Gantt es considerado uno de los fundadores de la administración científica. Aunque no se proporciona información adicional sobre sus contribuciones específicas en el texto proporcionado, se sabe que desarrolló el “Gráfico de Gantt”, una herramienta para planificar y controlar la ejecución de las tareas en un proyecto.

Importancia de la teoría científica de la administración en México

La teoría científica de la administración, también conocida como administración científica del trabajo, es una herramienta esencial en México para mejorar la productividad y mejorar las condiciones laborales para los trabajadores.

Esta teoría fue creada e impulsada por Taylor a principios del siglo XX, y busca aplicar métodos y leyes científicas para mejorar la productividad y eficiencia en el trabajo. La administración científica del trabajo se basa en un estudio detallado de las condiciones de trabajo, con el objetivo de organizar de manera científica y obtener una mayor producción. Se enfoca en potenciar la preparación y entrenamiento de los trabajadores, para que sean más eficientes y competitivos.

  • La aplicación de esta teoría ha tenido resultados positivos en empresas mexicanas como Bimbo. La empresa utilizó la administración científica para mejorar sus procesos de producción y lograr una mayor eficiencia en la cadena de suministro. Gracias a la implementación de principios como el análisis científico del trabajo y la selección y entrenamiento de los obreros, Bimbo logró un aumento de producción y una reducción en los costos de producción.
  • Otro ejemplo es el caso de Telmex, la empresa de telecomunicaciones ha aplicado los principios de la administración científica para mejorar la calidad de sus servicios. Gracias a la selección y entrenamiento adecuado de los trabajadores, Telmex ha logrado reducir la tasa de errores en la instalación del servicio y mejorar la satisfacción del cliente.
TE PUEDE INTERESAR  El viaje mágico hacia el conocimiento: ¿Qué es una ficha temática?

Por si fuera poco, la teoría científica de la administración es una herramienta esencial en México para lograr una mayor eficiencia productiva y mejorar las condiciones laborales para los trabajadores. Las empresas que han implementado los principios de esta teoría han logrado resultados positivos como la reducción de costos, el aumento de la productividad y la mejora en la calidad del servicio. La administración científica del trabajo busca mejorar las condiciones laborales para los trabajadores, promoviendo la capacitación y la comunicación entre los empleadores y los empleados para alcanzar objetivos en común.

TE PUEDE INTERESAR  ¿Qué es la sinapsis y cómo funciona?

Críticas a la teoría científica de la administración:

La teoría científica de la administración, también conocida como Administración Científica, ha sido objeto de críticas por parte de diversos autores. Se han hecho cuestionamientos en torno a su enfoque mecanicista, la super especialización del operario, la visión microscópica del hombre, la falta de comprobación científica, el enfoque incompleto de la organización, la limitación del campo de aplicación, el enfoque prescriptivo y normativo, el enfoque de sistema cerrado y la sobre simplificación.

  • Mecanicismo de la administración científica: esta crítica se relaciona con la idea que tiene la teoría científica de la administración sobre la organización, la cual se ve como una máquina, lo que puede llevar a una realización imperfecta de su aplicación. Por ejemplo, la excesiva estandarización de las tareas y la resistencia de los trabajadores a un ritmo monótono y forzado de trabajo.
  • Superespecialización del operario: en la teoría de la administración científica, se hace una división y clasificación rigurosa de las tareas, lo que puede terminar reduciendo al trabajador en una especialización exagerada. Algo que en ocasiones puede hacer que la calificación del operario sea innecesaria, lo que a su vez puede producir tensiones sociales y sindicales.
  • Visión microscópica del hombre: la crítica se enfoca en la idea de que la teoría de la administración científica ve al empleado individualmente y no como un ser social, lo que implica un enfoque de obediencia a las órdenes, en vez de un enfoque de participación colaborativa en la empresa y la sociedad.
  • Falta de comprobación científica: se critica a la administración científica por querer elaborar una ciencia sin comprobar científicamente sus principios. Esto implicaría la necesidad de investigaciones más rigurosas que respalden las teorías propuestas.

Aplicación de la teoría científica de la administración en empresas mexicanas

Las empresas mexicanas han aplicado las teorías de administración en sus operaciones para mejorar la eficiencia y calidad del trabajo. A continuación, se presentan algunos ejemplos de cómo las empresas Guess, Burger King y Kentucky Fried Chicken han aplicado la teoría científica de la administración en México.

  • Guess: A pesar de su popularidad en la industria de la moda, Guess no aplica la teoría de calidad y sistemas en su operación, ya que han reducido la calidad de sus telas para competir en el mercado. Además, no se considera el impacto negativo que sus acciones, como la explotación laboral, pueden tener en otras áreas del negocio.
  • Burger King: Esta cadena de comida rápida aplica los principios de las teorías clásicas de la administración en sus restaurantes. Los empleados realizan trabajos especializados, rutinarios y fáciles de aprender, mientras que los administradores practican la formación funcional. Sin embargo, los trabajadores no reciben incentivos por piezas de trabajos terminados. En cuanto a la teoría de Deming, Burger King busca satisfacer al cliente al máximo, lo que se refleja en su filosofía de “Pídelo a tu manera”.
  • Kentucky Fried Chicken (KFC): KFC utiliza los principios de la administración científica para mejorar la calidad de sus servicios de comida rápida. La empresa se enfoca en ofrecer un servicio rápido y de calidad para competir en el mercado. Se ha entrenado a los empleados en el uso de estudios de tiempos y movimientos y gráficas de Gantt para mejorar su modalidad de autoservicio. Se han implementado tiempos estándar para la realización de tareas y se han realizado modificaciones significativas en la ruta de producción, con el objetivo de que el servicio no supere los 90 segundos.
TE PUEDE INTERESAR  Cómo identificar y prevenir el acoso cibernético: claves para una convivencia digital sana

Principios de la teoría científica de la administración

La teoría científica de la administración, también conocida como administración científica, surgió a finales del siglo XIX gracias a personajes como Frederick Taylor, quien propuso los “Principios de la administración científica” para aumentar la productividad empresarial. Estos principios son:

  • Organización del Trabajo.
  • Selección y Entrenamiento del Trabajador.
  • Cooperación y Remuneración por Rendimiento Individual.
  • Responsabilidad y Especialización de los Directivos en la Planeación del Trabajo.
TE PUEDE INTERESAR  ¿Qué es la probabilidad y cómo se calcula?

En cuanto al primero de los principios, Organización del Trabajo, se busca aumentar la eficiencia de los procesos empresariales evitando los métodos ineficientes y simulaciones de trabajo. Para ello, se utilizan herramientas como análisis de tiempos, movimientos y responsabilidades. En un contexto empresarial mexicano, este principio se puede aplicar realizando una evaluación del proceso productivo, identificando las posibles mejoras y aplicando las herramientas pertinentes para una mayor eficiencia.

En segundo lugar, respecto a Selección y Entrenamiento del Trabajador, se busca ubicar al personal en los respectivos puestos de trabajo según sus habilidades y capacidades. En México, la implementación de este principio puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los trabajadores al aprovechar sus habilidades, disminuyendo el desempleo y la insatisfacción laboral.

El principio de Cooperación y Remuneración por Rendimiento Individual busca que los empleados tengan un mejor rendimiento gracias a una remuneración por eficiencia. De esta manera, se incentiva a los trabajadores a producir más y evita la simulación del trabajo. En México, este principio podría aplicarse a trabajos por objetivos, donde cada empleado tiene una meta a cumplir y recibe una recompensa económica si se ajusta a ella.

Por último, el principio de Responsabilidad y Especialización de los Directivos en la Planeación del Trabajo busca que los gerentes y directivos se encarguen de la planeación del trabajo mientras que los operarios se dediquen al trabajo manual. En la práctica empresarial, esto se traduce en una mayor especialización y división de tareas que puede mejorar la calidad del trabajo final. En México, este principio puede aplicarse en la formación de equipos de trabajo interdisciplinarios donde cada persona desempeña un papel específico para alcanzar un objetivo común.

Relación entre teoría científica de la administración y eficiencia en empresas mexicanas

La teoría científica de la administración puede mejorar significativamente la eficiencia en empresas mexicanas al permitirles adaptarse a los nuevos comportamientos de las organizaciones y a las necesidades de las personas. Con el acceso a todo tipo de información, las personas tienen necesidades que antes no existían, y las empresas necesitan estar preparadas para satisfacerlas, si quieren ser exitosas.

  • Un buen ejemplo de cómo la teoría científica de la administración puede mejorar la eficiencia empresarial se encuentra en la implementación de tecnología en la gestión de recursos humanos. Con la incorporación de herramientas tecnológicas como los software de recursos humanos, las empresas pueden optimizar tanto el proceso de selección de personal, como la gestión de la nómina, los permisos y las vacaciones. Este tipo de herramientas permiten un mayor control y una mejor organización, lo que reduce el tiempo dedicado a estas tareas y aumenta la eficiencia del personal encargado de ellas.
  • Otro ejemplo de cómo la teoría científica de la administración puede mejorar la eficiencia empresarial es la implementación de equipos de trabajo interdisciplinarios. Al utilizar técnicas de trabajo en equipo, se aprovechan mejor las habilidades y conocimientos de cada miembro del equipo, lo que conduce a un mayor rendimiento global. Además, el trabajo en equipo ayuda a reducir la cantidad de tiempo dedicado a la resolución de problemas, así como a aumentar la calidad de las decisiones tomadas.
  • Por último, es crucial destacar que las empresas mexicanas que aplican la teoría científica de la administración aumentan su eficiencia y, por lo tanto, su competitividad en el mercado. Según el “Índice de Competitividad Global” del Foro Económico Mundial, México se ubica en el lugar 48 de 137 países evaluados, detrás de países como Chile (33) o Colombia (60). Si las empresas mexicanas aplicaran más la teoría científica de la administración, podrían lograr mejoras significativas en su eficiencia, lo que las llevaría a ser más competitivas y, por ende, a mejorar la posición de México en el ranking global.
TE PUEDE INTERESAR  Aparatos para la sordera: definición, tipos y beneficios

Impacto de la teoría científica de la administración en la educación y formación de administradores en México

La teoría científica de la administración ha tenido un crucial impacto en la educación y formación de administradores en México. En la actualidad, existen diversas universidades y programas educativos que incluyen la teoría en su currículum. Por ejemplo, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ofrece la carrera de Administración de Empresas, que se enfoca en proporcionar a los estudiantes herramientas para la planificación, organización, dirección y control de empresas y organizaciones.

TE PUEDE INTERESAR  Qué es la topología de red y sus tipos

Otra institución que ha incorporado la teoría científica de la administración en su formación es el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), que ofrece licenciaturas en Administración de Empresas y Administración Financiera, entre otras. Además, el ITESM cuenta con programas de posgrado en Administración y Negocios, en los que se profundiza en la aplicación de la teoría en situaciones específicas de la vida empresarial.

  • Taylorismo: El enfoque de la selección científica de empleados y la capacitación se ha convertido en una herramienta valiosa en la formación de administradores, al permitirles planificar estratégicamente la selección de personal para las empresas en las que trabajen.
  • Fayolismo: La importancia de la disciplina, la autoridad, la unidad de mando, la unidad de dirección y demás principios han sido adaptados en la formación de administradores, de manera que puedan comprenderlos y aplicarlos en su trabajo cotidiano.
  • Münsterberg: La psicología industrial es utilizada en la actualidad para reconocer y medir las diferencias psicológicas entre empleados, lo que aporta en la selección adecuada para puestos en empresas u organizaciones.

En conclusión, la teoría científica de la administración ha tenido un impacto positivo en la educación y formación de administradores en México, ya que ha proporcionado herramientas y métodos para mejorar la eficiencia y eficacia de las empresas y organizaciones.