Image

¿Qué es una endodoncia y para qué se realiza?

Una endodoncia dental es un procedimiento que se realiza para “matar el nervio” de un diente cuando este provoca dolor de manera continua y sin posibilidad de solucionarlo de ninguna otra manera. Esto significa que, cuando una caries o una lesión profunda llega a la pulpa del diente y causa una infección, la endodoncia se convierte en la única opción para evitar la pérdida del diente. La pulpa dental es un tejido que contiene nervios, vasos sanguíneos y células que producen dentina. Cuando se ve comprometida, puede causar dolor, sensibilidad y, a largo plazo, la pérdida del diente.

El objetivo principal de una endodoncia es mantener la dentición natural y conservar la salud e integridad del diente o muela. Pero también tiene otros objetivos como el de conservar el hueso y la encía que rodean al diente y mantener la funcionalidad del diente o muela. Sin embargo, es crucial tener en cuenta que, aunque la endodoncia puede salvar un diente, no siempre es la solución definitiva. Después del tratamiento, el diente puede requerir una reconstrucción definitiva con una corona dental.

El proceso de una endodoncia consiste en tratar el interior del diente para aliviar el dolor y evitar su pérdida. Primero, se aísla el diente con una hoja de goma para evitar la contaminación de la saliva durante el procedimiento. Luego, se realiza una apertura en la corona del diente para acceder a la pulpa. A continuación, se procede a eliminar la caries dental o a quitar una pequeña porción del tejido pulpar dañado. Después se limpian los conductos radiculares donde se encuentra la pulpa y se sellan con un material biocompatible. La endodoncia se realiza bajo anestesia local, lo que la hace prácticamente indolora.

Después de la endodoncia, es clave tener cuidado para no dañar el diente tratado antes de que se realice una reconstrucción definitiva. Se debe evitar morder o masticar con el diente tratado hasta que se realice la reconstrucción definitiva. Por último, es fundamental que se realice una buena higiene bucal y acudir al dentista al menos una vez al año para el mantenimiento.

¿Por qué se dice que la endodoncia duele?

La endodoncia es un tratamiento dental que consiste en eliminar la pulpa dañada o infectada del interior del diente y sellarlo para evitar infecciones futuras. A pesar de ser un procedimiento muy común, muchas personas evitan hacerse una endodoncia por el temor al dolor. Pero, ¿por qué se dice que la endodoncia duele?

La endodoncia se dice que duele porque es habitual que el diente endodonciado moleste durante unos días después de realizado el tratamiento de conductos. Sin embargo, estas molestias pueden ser controladas con un antiinflamatorio oral. Es importante destacar que el tratamiento endodóntico debe ser realizado por un profesional experimentado en este tipo de tratamiento.

A continuación, presentamos algunos puntos importantes para entender mejor por qué se dice que la endodoncia duele:

  • El dolor previo al tratamiento: Muchas personas llegan al dentista con dolor intenso en el diente que requiere endodoncia. Es natural que después de la intervención, el diente siga doliendo durante unos días, ya que se ha manipulado y se ha realizado una inflamación de los tejidos que rodean el diente.
  • La inflamación del tejido pulpar: Durante el tratamiento, se elimina la pulpa dental, que se encuentra inflamada y causa dolor. Al eliminar la pulpa, se elimina la fuente del dolor, pero es normal que la inflamación persista unos días después del procedimiento.
  • El tamaño y la ubicación del diente: Algunos dientes son más difíciles de tratar que otros. Los molares, por ejemplo, tienen más conductos que los incisivos y requieren más tiempo para limpiarlos y desinfectarlos. Por lo tanto, es posible que el dolor postoperatorio sea mayor en estos casos.
TE PUEDE INTERESAR  ¿Qué es la afonía?

En resumidas cuentas, aunque la endodoncia se dice que duele, es un procedimiento seguro y efectivo para salvar los dientes dañados o infectados. Con el uso de analgésicos y la habilidad de un dentista experimentado, el dolor postoperatorio puede ser manejado con éxito.

TE PUEDE INTERESAR  Qué es la Carzilasa y para qué sirve

¿La endodoncia duele durante o después del tratamiento?

Si bien la endodoncia puede causar cierta incomodidad durante y después del tratamiento, no es normal experimentar un dolor excesivo. Gracias a la tecnología moderna y el uso de anestésicos locales, el procedimiento es rápido, seguro y sin dolor. Durante la endodoncia, el odontólogo eliminará la pulpa infectada o inflamada del diente, limpiará el conducto radicular y luego lo sellará. Es posible sentir cierta presión o vibración del instrumental, pero no hay razón para sentir dolor.

Después de la endodoncia, es normal experimentar un poco de sensibilidad dental durante unos días. Esto puede ser causado por la inflamación de la encía alrededor del diente, por daño en el tejido circundante con el instrumental utilizado o por un sellado temporal alto. En la mayoría de los casos, la sensibilidad y la incomodidad deben desaparecer en unos pocos días. Si la sensibilidad dental persiste o se agrava, puede ser necesario visitar nuevamente al odontólogo para una evaluación adicional.

En algunos casos, puede haber dolor durante o después del tratamiento de endodoncia. Esto puede deberse a varias razones, como una infección previa que no se ha eliminado por completo, un sellado deficiente del conducto radicular, fractura dental o una complicación en el proceso de curación. Si experimenta dolor excesivo durante o después del tratamiento de endodoncia, es vital comunicarse con el odontólogo para evaluar la situación.

Cómo prevenir el dolor durante una endodoncia

Si se requiere una endodoncia, es normal sentir cierta preocupación por el dolor que puede surgir durante o después del procedimiento. Afortunadamente, hay algunos pasos que se pueden tomar para minimizar el dolor y hacer que el proceso sea lo más cómodo posible. A continuación, se presentan algunas técnicas y consejos útiles para prevenir el dolor durante una endodoncia.

  • Siempre se utiliza anestesia local: La endodoncia se realiza con anestesia local, lo que significa que el área tratada estará adormecida. Esto es esencial para minimizar el dolor durante la intervención.
  • Medicamentos previos: En caso de que la zona esté inflamada o infectada, el profesional de la salud dental recetará antibióticos y antiinflamatorios antes de la intervención para prevenir el dolor y reducir la inflamación.
  • Técnicas durante la intervención: Durante la endodoncia, se utilizan limas de diferentes tamaños para retirar los nervios de los conductos dentales y se sella el conducto con un material inertes que ayuda a evitar la infección en la zona tratada.
  • Cómo aliviar el dolor después de la endodoncia: Aunque es normal experimentar un dolor leve o moderado después de una endodoncia, se pueden tomar medidas para reducirlo. La medicación antiinflamatoria y la compresa fría son dos opciones populares para aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Además, se recomienda evitar alimentos duros y crujientes, ya que pueden irritar las encías y los nervios, intensificando el dolor.
TE PUEDE INTERESAR  ¿La creatina engorda? Relación entre creatina y aumento de peso

Síntomas normales después de una endodoncia

Después de una endodoncia, es normal experimentar algunas molestias postoperatorias mientras la herida que se forma durante el tratamiento cicatriza. Estas molestias pueden durar desde unas pocas horas hasta uno o dos días y son un síntoma normal después de cualquier procedimiento dental.

TE PUEDE INTERESAR  ¿La creatina engorda? Relación entre creatina y aumento de peso

Algunos síntomas frecuentes después de una endodoncia pueden incluir:

  • Molestia o dolor al masticar
  • Sensación de diente inflamado
  • No poder tocar el diente después del tratamiento
  • No poder comer o morder con ese diente los primeros días.

Es crucial recordar que es normal sentir algunas molestias hasta pasado los primeros 7 días e incluso a veces 15 días en casos de mayor irritación. Sin embargo, no se debe sentir dolor en un diente endodonciado después de un año o varios años. Si siente dolor en un diente endodonciado tanto tiempo después, puede ser necesario una revisión para descartar la aparición de algún problema en ese diente, como una infección o una fisura o fractura.

La anestesia colocada durante la endodoncia no suele doler si se realiza con delicadeza y paciencia. Si siente algún dolor después de que se le administre la anestesia o durante el tratamiento, infórmele a su dentista durante el procedimiento para que puedan ajustar la anestesia.

¿Cuándo buscar atención médica después de una endodoncia?

Aunque someterse a una endodoncia puede ser una experiencia incómoda, es un tratamiento dental común que ayuda a salvar un diente dañado o infectado. Después de la endodoncia, es significativo seguir una serie de pautas cuidadosamente para asegurar una recuperación exitosa. Pero, ¿qué pasa si experimenta complicaciones después de la endodoncia? ¿Cuándo debería buscar atención médica adicional?

TE PUEDE INTERESAR  Qué es el retraso menstrual por estrés y cómo afecta el ciclo menstrual

Por lo general, no se necesita atención médica adicional si sigue las instrucciones dadas por su odontólogo después de la endodoncia. Sin embargo, hay algunas situaciones en las que se debe buscar atención médica de emergencia para prevenir complicaciones graves. Aquí hay algunas situaciones que requieren atención médica:

  • Si experimenta dolor intenso o que no desaparece después de tomar los medicamentos recetados.
  • Si tiene hinchazón o enrojecimiento en la cara o la boca.
  • Si hay fiebre alta o escalofríos.
  • Si nota sangrado excesivo después del tratamiento.

Si experimenta cualquiera de estos síntomas, es crucial buscar atención médica de emergencia inmediatamente. No ignore los síntomas, ya que podrían ser indicativos de una infección o complicación más grave que requiere tratamiento.

TE PUEDE INTERESAR  Qué es la urea y para qué se utiliza

En resumen, es esencial seguir las pautas después de una endodoncia para una recuperación efectiva. Si experimenta complicaciones graves que no desaparecen después de seguir las instrucciones de cuidado, busque atención médica de emergencia de inmediato. No dude en comunicarse con su odontólogo si tiene alguna pregunta o inquietud sobre su recuperación después de una endodoncia.

Endodoncia durante la pandemia en México: Protocolos y lineamientos de seguridad

La pandemia de COVID-19 ha cambiado la forma en que se proporciona atención médica, incluida la endodoncia, en México. Es esencial tener en cuenta que, a pesar de los riesgos de contagio, los dentistas siguen brindando atención a pacientes que tienen emergencias dentales. Durante la pandemia, se han establecido protocolos y lineamientos de seguridad para garantizar que los pacientes y el personal estén protegidos.

Estudio sobre endodoncia durante la pandemia de COVID-19 en México

En un estudio realizado en un consultorio dental especializado en endodoncia en la Ciudad de México durante la pandemia de COVID-19, entre julio de 2020 y junio de 2021, se atendieron 178 pacientes que solicitaron una cita para aliviar un dolor o infección dental de emergencia. A todos los pacientes se les aplicó un cuestionario de triaje telefónico y se les informó sobre COVID-19 y sus riesgos. Además, a pesar de que se atendieron pacientes con comorbilidades, se tomaron todas las medidas y precauciones para el cuidado de la salud personal y evitar el riesgo de contagio.

Los diagnósticos más comunes fueron la periodontitis aguda con necrosis pulpar (41%) y la pulpitis irreversible (34.8%). Además, se atendieron pacientes con hipertensión arterial, diabetes y cardiopatías, entre otras comorbilidades. A pesar de esto, ningún miembro del equipo se contagió, y solo dos pacientes (1.1%) reportaron haber padecido COVID-19 entre dos y seis días después del tratamiento.

  • Se aplicó un cuestionario de triaje telefónico a todos los pacientes.
  • Los diagnósticos más comunes fueron periodontitis aguda con necrosis pulpar y pulpitis irreversible.
  • Se atendieron pacientes con hipertensión arterial, diabetes y cardiopatías, entre otras comorbilidades.
  • Ningún miembro del equipo se contagió, y solo dos pacientes (1.1%) reportaron haber padecido COVID-19 entre dos y seis días después del tratamiento.