Image

¿Qué es la mama?

La mama es una glándula presente en el cuerpo humano, cuya función principal es la de producir leche durante la lactancia. Está formada por un tejido adiposo (grasa) y una glándula mamaria compuesta por diferentes lobulillos glandulares. De estos últimos salen los conductos galactóforos que confluyen en el seno galactóforo. Esta última estructura comunica el interior de la mama con el exterior a través del pezón, por donde se expulsa la leche durante la lactancia.

  • Anatomía de la mama: La mama se extiende desde la 2ª hasta la 6ª costillas, medialmente hasta el esternón y lateralmente hasta la línea media axilar. Está anclada a la fascia del músculo pectoral mayor mediante los ligamentos de Cooper. La cola de la mama o cola de Spence, extiende la mama oblicuamente hacia la axila. El complejo areola-pezón se encuentra entre la 4ª y 5ª costilla en mamas no ptósicas, lateral a la línea medioclavicular. Entre las medidas importantes se encuentran la distancia ideal entre el pezón y la horquilla esternal que se sitúa entre 19 y 21 cm y el diámetro areolar que suele situarse en torno a los 4-5 cm, mientras que en el centro se sitúa el pezón, con una proyección de 1 cm y un diámetro de unos 5 mm.
  • Fisiología de la mama: Durante el embarazo, los niveles hormonales hacen que la mama comience a producir leche para el futuro bebé. Después del parto, la succión del pezón desencadena la liberación de la hormona prolactina en el cuerpo, lo que estimula la producción de leche. El pecho de cada mujer puede producir diferentes cantidades de leche, dependiendo del estímulo y la frecuencia de la succión durante la lactancia. Además, la mama está vascularizada principalmente por vasos perforantes de la arteria y venas mamarias internas, situados a los lados del esternón, y también recibe vascularización de los vasos torácicos laterales, rama de la arteria axilar, así como de otras arterias como los intercostales y toracoacromiales.

Enfermedades comunes de la mama

Las enfermedades comunes de la mama se pueden clasificar en tres grupos: benignas, premalignas y malignas. Las enfermedades benignas son las más frecuentes y se manifiestan a través de signos y síntomas como nódulos, inflamación, secreción o dolor. Algunas de las enfermedades benignas más comunes son el dolor mamario, la galactorrea o secreción de leche, el síndrome premenstrual, la mastitis, la mastopatía fibroquística, los cristes mamarios y los papilomas benignos.

Enfermedades premalignas

Las enfermedades premalignas presentan distintos grados de proliferación en las células de los tejidos mamarios y pueden transformarse en cáncer de mama si no se diagnostican y tratan de forma precoz. Algunas de estas enfermedades premalignas son la hiperplasia simple, la hiperplasia lobulillar atípica y la hiperplasia ductal atípica.

Síntomas de enfermedades mamarias

Los síntomas de enfermedades mamarias pueden incluir la presencia de un nódulo o bulto, dolor en las axilas, secreción anormal por el pezón, umbilicación o retracción del pezón, dolor constante en cualquier zona de la mama, alteraciones en la piel de la mama, inflamación persistente en la piel de la mama, descamación o irritación en el pezón o la areola, asimetría de tamaño entre las mamas y piel con aspecto de piel de naranja en una zona amplia de la piel de la mama. Se recomienda realizar una revisión anual de la mama que incluya exploración clínica, ecografía de mama y/o mamografía a partir de los 40 años.

Factores de riesgo para enfermedades de la mama

Edad: El riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta con la edad y la mayoría de los casos se desarrollan en mujeres de más de 50 años. Por lo tanto, es crucial que las mujeres mayores de esta edad estén más atentas a cualquier cambio en sus mamas y realicen los exámenes de detección necesarios de forma regular.

  • Antecedentes personales y familiares: Las mujeres que tienen antecedentes personales de cáncer de mama presentan un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad nuevamente en la otra mama. Además, si en la familia hay antecedentes de cáncer de mama u otros tipos de cáncer, especialmente en parientes cercanos como madres, hermanas o hijas, el riesgo de que se presente la enfermedad es más elevado. Es importante que las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama se realicen los exámenes de detección recomendados por su médico para detectar la enfermedad de manera temprana.
  • Riesgo hereditario/predisposición genética: Existen varias mutaciones genéticas hereditarias que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Por ejemplo, las mutaciones en los genes BRCA1, BRCA2, PALB2 y CHEK2. Si hay antecedentes familiares de cáncer de mama, es clave hablar con un especialista en genética y considerar la prueba genética para identificar cualquier mutación que pueda estar presente en la familia. Además, las mujeres con una mutación conocida en cualquiera de estos genes deben planear medidas preventivas y exámenes de detección más frecuentes y específicos.
TE PUEDE INTERESAR  Métodos para aclarar la piel morena a blanca

Es crucial resaltar que la mayoría de las mujeres que desarrollan cáncer de mama no presentan factores de riesgo evidentes ni antecedentes familiares marcados de cáncer de mama. Por lo tanto, todas las mujeres deben estar alerta a cualquier cambio en sus mamas y hablar con su médico sobre las recomendaciones para realizar exámenes de mamas y mamografías de forma regular. Además, el estilo de vida y los factores ambientales también pueden influir en el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Hablaré de estos factores en próximos artículos.

TE PUEDE INTERESAR  Damiana, un enigma afrodisíaco: ¿para qué sirve en las mujeres?

Cómo se diagnostican las enfermedades de la mama

El diagnóstico de las enfermedades de la mama se realiza a través de varios métodos y pruebas. Es significativo que las mujeres realicen exámenes regulares de las mamas para detectar cualquier anormalidad. El examen de mama es una manera en la que el médico puede detectar bultos o masas en las mamas durante un examen físico de rutina. Los ganglios linfáticos bajo la axila también se examinan en busca de cualquier inflamación o bultos.

Otra prueba común es la mamografía, una radiografía de la mama que generalmente se utiliza para diagnosticar el cáncer de mama. Esta prueba se realiza mediante el uso de un mamógrafo, una máquina especializada que comprime la mama para producir imágenes precisas.

La ecografía mamaria también es una prueba común que utiliza ondas sonoras para producir imágenes de las estructuras dentro del cuerpo. Se puede utilizar para determinar si un bulto en la mama es sólido o un quiste lleno de líquido.

Los métodos de diagnóstico adicionales incluyen:

  • Biopsia: Es la única manera definitiva de diagnosticar el cáncer de mama. Durante una biopsia se extrae una muestra de tejido sospechoso de la mama y se envía al laboratorio para su análisis.
  • Resonancia magnética de las mamas: Utiliza un imán y ondas de radio para crear imágenes precisas del interior de la mama. Esta prueba puede proporcionar información adicional sobre un bulto sospechoso.
  • Análisis de sangre: Como un recuento completo de sangre, también se puede utilizar para diagnosticar y estadificar el cáncer de mama

Es relevante recordar que no todas las mujeres necesitan someterse a todas estas pruebas y procedimientos. El médico seleccionará las pruebas adecuadas según las circunstancias específicas de cada paciente.

Cómo prevenir enfermedades de la mama

Una de las medidas más importantes para prevenir enfermedades de la mama es mantener un estilo de vida saludable. Esto incluye limitar el consumo de alcohol, mantener un peso saludable y realizar actividad física regularmente. También se recomienda seguir una dieta saludable como la dieta mediterránea, basada en alimentos de origen vegetal y limitando el consumo de carne roja.

  • Limitar el consumo de alcohol: Beber alcohol en exceso aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Se recomienda limitarse a no más de una bebida al día.
  • Mantener un peso saludable: El sobrepeso y la obesidad están asociados con un mayor riesgo de cáncer de mama. Es vital mantener un peso adecuado y, si es necesario, consultar con un médico para recibir orientación sobre estrategias saludables para perder peso.
  • Realizar actividad física: La actividad física regular ayuda a mantener un peso saludable y reduce el riesgo de cáncer de mama. Se recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa a la semana, además de ejercicios de fuerza al menos dos veces por semana.
  • Seguir una dieta saludable: Llevar una dieta saludable, como la dieta mediterránea, puede reducir el riesgo de cáncer de mama. Esta dieta se basa en alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos. Se recomienda elegir grasas saludables, como el aceite de oliva, y limitar el consumo de carne roja.
TE PUEDE INTERESAR  Vitaminas para la memoria: Visión general, Tipos y Beneficios

Otras medidas para la prevención incluyen amamantar y limitar la terapia hormonal posmenopáusica. La lactancia materna puede desempeñar un papel en la prevención del cáncer de mama. Cuanto más tiempo se amamante, mayor será el efecto protector. Por otro lado, el uso de terapia hormonal combinada puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Es fundamental hablar con el médico sobre los riesgos y beneficios de la terapia hormonal, y considerar otras opciones no hormonales para controlar los síntomas.

TE PUEDE INTERESAR  Métodos para aclarar la piel morena a blanca

Es importante recordar que la prevención es clave para mantener una buena salud y prevenir enfermedades. Para prevenir enfermedades de la mama, se recomienda llevar un estilo de vida saludable, realizar autoexámenes y exámenes regulares con un médico especialista.

Situación de la mama en México

En México, el cáncer de mama es una de las principales causas de mortalidad de mujeres. Según datos recientes, la tasa de incidencia en el año 2020 fue de 40.5 casos por cada 100 mil mujeres y la tasa de mortalidad fue de 10.6 casos por cada 100 mil mujeres. Aunque estas cifras son menores en comparación con los países desarrollados, como Estados Unidos o los países europeos como Alemania, Inglaterra, Francia, Noruega o Suecia, México no cuenta con los recursos suficientes para hacer un diagnóstico temprano de la enfermedad y enfrentarla de manera efectiva.

Es crucial destacar que la detección tardía del cáncer de mama afecta significativamente el pronóstico del paciente. Además, el cáncer de mama es la principal causa de muerte en mujeres entre 15 y 50 años en América Latina. Una cifra alarmante es que en México, aproximadamente cada hora muere una mujer por esta enfermedad.

Para reducir la carga de esta enfermedad, se debe promover la salud, prevenir la enfermedad y detectarla oportunamente. También se deben proporcionar diagnósticos y tratamientos adecuados y oportunos, brindar atención de calidad, control y vigilancia epidemiológica. Por lo tanto, es vital realizar campañas de concientización y detección temprana del cáncer de mama, como el tamizaje efectivo a través de la mastografía, que es la forma más útil y efectiva de detección temprana de esta enfermedad.

Es necesario recordar que este es un problema de salud pública que afecta principalmente a las mujeres, por lo que es significativo que la sociedad y el gobierno trabajen juntos para reducir la incidencia y mortalidad del cáncer de mama en México.

Organizaciones para la prevención y tratamiento de enfermedades de la mama en México

En México existen diversas organizaciones dedicadas a la prevención, tratamiento y apoyo a pacientes con cáncer de mama. Estas instituciones brindan información, orientación y ayuda a las mujeres que enfrentan esta enfermedad.

TE PUEDE INTERESAR  Qué es ser sonámbulo

Entre las organizaciones más reconocidas se encuentra la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC), la cual se encarga de promover programas de prevención y detección oportuna del cáncer de mama. Además, cuenta con módulos de atención y un equipo de especialistas que brindan apoyo y atención integral a las mujeres que se encuentran en diferentes etapas de tratamiento.

Otra organización de gran importancia en México es la Fundación de Cáncer de Mama (FUCAM), la cual cuenta con un equipo de especialistas en oncología, mastología y psicología para brindar atención a pacientes con cáncer de mama, así como programas de prevención y detección oportuna. FUCAM cuenta con diferentes sedes en la Ciudad de México y Guadalajara.

TE PUEDE INTERESAR  ¿Qué son los ganglios en la muñeca? Causas y síntomas

Asimismo, el Grupo Reto es una organización que se dedica a brindar apoyo emocional y psicológico a mujeres con cáncer de mama, a través de diferentes programas y actividades. Este grupo cuenta con un equipo de especialistas capacitados para acompañar y orientar a las pacientes y sus familiares durante todo el proceso de la enfermedad.

  • Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC)
  • CIMAb Foundation
  • Fundación de Cáncer de Mama (FUCAM)
  • Grupo Reto
  • Toca Compartir es Vivir
  • Centro Especializado en Cáncer de Mama
  • Unidas Contigo

Estas organizaciones son solo algunas de las que existen en México para la prevención y tratamiento de enfermedades de la mama. Es significativo destacar que todas ellas tienen como objetivo principal mejorar la calidad de vida de las pacientes, brindar atención integral y promover programas de prevención y detección oportuna.

Cómo apoyar la lucha contra las enfermedades de la mama en México

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres de 25 años y más en México. La tasa de mortalidad por cáncer de mama en 2017 fue de 19.04 defunciones por cada cien mil mujeres de 25 años y más. Además, el cáncer de mama ocupa el primer lugar en incidencia de las neoplasias malignas en mujeres en todo el mundo. Para mejorar esta situación, es necesario concienciar sobre la importancia de la detección precoz.

Una forma de apoyar la lucha contra las enfermedades de la mama es brindar apoyo emocional a las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama. El Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) publicó un manual en 2016 titulado “Acompañamiento emocional a mujeres diagnosticadas con cáncer de mama” para fortalecer las competencias de las personas facilitadoras en el acceso a oportunidades, la autonomía en la toma de decisiones y el autocuidado de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama.

Otra forma de contribuir es mejorar el acceso a los servicios de salud para el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado del cáncer de mama. En México, el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) es responsable de la revisión de las normas oficiales relacionadas con la prevención, diagnóstico, tratamiento y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama.

Finalmente, la concientización es crucial. Es vital informar a la población sobre la importancia de la detección temprana del cáncer de mama y cómo pueden realizar autoexámenes y buscar atención médica si encuentran algún problema. Además, se pueden llevar a cabo campañas de divulgación en las redes sociales y en los medios de comunicación para difundir información sobre el cáncer de mama y cómo prevenirlo o detectarlo a tiempo.

  • Brindar apoyo emocional a las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama.
  • Mejorar el acceso a los servicios de salud para el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado del cáncer de mama.
  • Concientización sobre la importancia de la detección temprana del cáncer de mama.