Image

Qué es el piercing de la oreja y su historia

El piercing de la oreja es una práctica antigua que consiste en perforar el lóbulo de la oreja para colocar ornamentos o joyas. Esta técnica se remonta a los rituales de iniciación a la vida sexual o adulta de las sociedades tribales, y se ha utilizado como símbolo de transición de la adolescencia a la madurez y la capacidad de tolerar el dolor.

Además, el piercing de la oreja está relacionado con importantes significados culturales y religiosos en varias partes del mundo. En algunas culturas, el piercing se utiliza como una técnica decorativa y en otras, como una práctica religiosa y ritual. Por ejemplo, en la India, las mujeres se perforan la nariz en el momento de casarse, como símbolo de transición a una nueva vida.

En la época victoriana, el piercing se mencionaba incluso en lugares menos comunes, como los pezones y el pene. Sin embargo, la popularización de las técnicas decorativas, como los tatuajes, hizo que el piercing se convirtiera en una práctica más popular y común, especialmente en el movimiento punk de los años 70. En la actualidad, el piercing ya no es una práctica marginal y se ha convertido en una popular industria en crecimiento.

Cómo hacer un piercing de oreja paso a paso

Si buscas cómo hacer un piercing de oreja paso a paso, es crucial ponerse en manos de profesionales. No se recomienda intentarlo en casa o por personas inexpertas, ya que puede llevar a consecuencias graves como infecciones e incluso daño permanente al oído. Es esencial elegir un centro especializado en piercings o tatuajes que utilice herramientas esterilizadas para asegurar la higiene y evitar cualquier riesgo de infección.

Además, es fundamental tener clara la decisión, superar el miedo y elegir el lugar adecuado en la oreja para perforar. Es recomendable informarse sobre los diferentes tipos de piercing que se pueden realizar en la oreja, como el piercing en el lóbulo, el piercing en el lóbulo alto, el piercing hélix, el piercing tragus y el piercing anti-tragus. Cada uno requiere diferentes cuidados y tiene una duración de curación distinta.

Cuando se haya elegido el tipo de piercing que se quiere hacer, es necesario desinfectar bien el área y seleccionar la aguja. Se debe utilizar una aguja desinfectada y esterilizada, preferiblemente hueca para facilitar la inserción del piercing. Asimismo, se tiene que escoger una joya de buena calidad, como oro de 18 Kt, para reducir el riesgo de infección o reacciones alérgicas.

Finalmente, después de hacer el piercing, hay que seguir las instrucciones de cuidado proporcionadas por el profesional y tener precaución para evitar infecciones. Es importante mantener la zona limpia y desinfectada, evitar cambiar la joya hasta que la perforación haya sanado completamente y buscar atención médica adecuada en caso de infección.

  • Ponerse en manos de un experto y elegir un centro especializado en piercings o tatuajes que utilice herramientas esterilizadas.
  • Tener clara la decisión y elegir el lugar adecuado en la oreja para perforar.
  • Desinfectar bien el área y seleccionar una aguja desinfectada, esterilizada y preferiblemente hueca.
  • Escoger una joya de buena calidad, como oro de 18 Kt, para reducir el riesgo de infección o reacciones alérgicas.
  • Se recomienda informarse sobre los diferentes tipos de piercing que se pueden realizar en la oreja, como el piercing en el lóbulo, el piercing en el lóbulo alto, el piercing hélix, el piercing tragus y el piercing anti-tragus.
  • Cada tipo de piercing requiere diferentes cuidados y tiene una duración de curación distinta.
  • Mantener la zona limpia y desinfectada.
  • Evitar cambiar la joya hasta que la perforación haya sanado completamente.
  • Seguir las instrucciones de cuidado proporcionadas por el profesional.
  • Buscar atención médica adecuada en caso de infección.
TE PUEDE INTERESAR  ¿Qué significa la talla XS en ropa?

Tipos de piercing de oreja y sus nombres

Los piercings de oreja han estado de moda durante décadas y cada vez hay más variedad de tipos y diseños. En este artículo, te presentamos los tipos de piercing de oreja más populares y sus nombres:

  • Piercing en el lóbulo: Este es el tipo de piercing más común y popular que se realiza en la parte más carnosa de la oreja. Permite el uso de cualquier tipo de cierre o forma de pendiente.
  • Piercing en el lóbulo superior: Similar al anterior, pero la perforación se realiza un poco por encima del agujero anterior, sin salir del lóbulo. Se pueden añadir tantos pendientes como el lóbulo permita.
  • Piercing de Tragus: Este tipo de piercing se ha vuelto muy popular en el último año. Se realiza en la pequeña protuberancia ovalada que se encuentra en la entrada del conducto auditivo. Puede ser un poco más doloroso al tocar el cartílago.
  • Piercing en Antitragus: Este tipo de piercing se encuentra en el lado contrario al tragus, en el pequeño cartílago sobre el lóbulo superior. Es original pero puede ser doloroso al perforarlo.
  • Piercing de Cartílago o Hélix: Este es uno de los tipos de piercing de moda que se sitúa en el pliegue exterior de la oreja. Permite añadir tantos piercings como la oreja lo permita. Es versátil y admite tanto pendientes de espigo como pendientes de aro.
  • Piercing en Rook: Este tipo de piercing se realiza en el pliegue de cartílago que se encuentra encima del tragus. Aporta un toque diferente a cualquier look de oreja.
  • Piercing Daith: También conocido como piercing de las migrañas. Se realiza en el cartílago interno de la oreja y se dice que ayuda a disminuir los dolores de migraña.
  • Piercing Conch o Caracola: La perforación se hace justo encima del antitragus, en la parte inferior del cartílago. Puede resultar elegante dependiendo del pendiente utilizado.
TE PUEDE INTERESAR  ¿Qué significa la talla XS en ropa?

Estos son los principales tipos de piercing de oreja y sus nombres. Antes de hacerte uno, asegúrate de informarte bien acerca del cuidado que requiere para evitar posibles infecciones.

Riesgos del piercing de oreja y cómo prevenir infecciones

El piercing de oreja es una práctica popular en todo el mundo, pero como cualquier procedimiento médico, existe un riesgo de complicaciones. Es crucial conocer los riesgos asociados con el piercing de oreja y cómo prevenir infecciones.

Uno de los mayores riesgos del piercing de oreja es la infección en el lugar de la perforación. Existe la posibilidad de infecciones de la piel por bacterias como el estafilococo o estreptococo. Las infecciones pueden tratarse con buena higiene de la piel y medicamentos antibióticos. Además, es recomendable utilizar joyería nueva y evitar la que contenga níquel, ya que las alergias al níquel son comunes y pueden ser un problema grave en las perforaciones del cuerpo.

TE PUEDE INTERESAR  Blanquea tu Ropa Blanca Percudida con estos Remedios Caseros Infalibles

Otro riesgo relacionado con el piercing de oreja es la formación de queloides, que son tejidos de crecimiento excesivo que pueden ocurrir después de un trauma menor en la piel. Los pacientes con queloides pueden sufrir picazón y sensibilidad. Las personas propensas a los queloides probablemente no deben hacerse perforaciones.

  • Existe peligro de infecciones del torrente sanguíneo como la hepatitis B o C y el tétanos.
  • La perforación de la lengua puede causar traumatismo dental, en algunos casos, el hueso de la quijada puede verse afectado y requerir cirugía oral.
  • Las joyas en el área genital pueden ocasionar lesiones o aumentar el riesgo de embarazo accidental y exposición a infecciones transmitidas sexualmente.
TE PUEDE INTERESAR  ¿Cómo crece la barba?

Para prevenir infecciones, es clave mantener una buena higiene de la piel y utilizar joyería nueva y del tamaño adecuado para la parte del cuerpo que se va a perforar. También es fundamental estar al corriente con las vacunas contra la hepatitis B y el tétanos antes de hacerse cualquier perforación.

La popularidad del piercing de oreja en México y su significado cultural

En México, el piercing de oreja es una práctica muy común y se ha vuelto popular entre las nuevas generaciones en los últimos años. Este tipo de piercing no solo se utiliza como un adorno personal, sino que también tiene un significado cultural importante.

  • En algunas comunidades indígenas de México, el piercing de oreja se utiliza como un rito de iniciación a la vida adulta, especialmente entre los hombres.
  • En otras culturas mexicanas, el piercing de oreja es visto como un elemento de belleza y se utiliza como un accesorio tradicional.
  • Además, en algunas regiones del país, el tipo de piercing que se utiliza puede ser un indicador de afiliación o pertenencia a ciertos grupos o tribus.

El significado cultural del piercing de oreja en México está muy arraigado en las costumbres y tradiciones de la población. Aunque en la sociedad occidental se considera principalmente como un adorno personal, es vital tener en cuenta su valor cultural y cómo se ha utilizado a lo largo de la historia en diferentes culturas del mundo.

Edad mínima para hacerse un piercing de oreja en México

La edad mínima para hacerse un piercing de oreja en México es de 16 años. Si bien es posible perforarse las orejas a cualquier edad, la Secretaría de Salud establece que la edad mínima para hacerlo sin el consentimiento de un adulto es de 16 años. Esta norma se aplica para cualquier tipo de perforación, ya sea en la oreja, en el pezón o en los genitales.

Es significativo mencionar que para hacerse un piercing de oreja a los 16 años, se requiere que el adolescente esté acompañado por alguno de sus padres o tutores legales. Asimismo, deberá presentar su DNI para comprobar su edad. Es decir, sin la presencia de un adulto responsable, no se podrá realizar la perforación.

TE PUEDE INTERESAR  La infinita versatilidad del verde militar: un toque de color y originalidad en tu guardarropa

En el caso de los piercings en zonas íntimas, la edad mínima para perforar los pezones o los genitales es de 18 años, incluso con autorización. Esta medida se adoptó para evitar posibles riesgos de salud y problemas legales, ya que cualquier daño que se produzca como resultado de estas perforaciones puede ser considerado como un delito.

TE PUEDE INTERESAR  Cómo se miden las tallas de pantalón de mujer en México

Por otro lado, esto es lo que se debe saber sobre la edad mínima para hacerse un piercing de oreja en México:

  • La edad mínima para perforar las orejas sin consentimiento de un adulto es de 16 años.
  • Para hacerse un piercing de oreja a los 16 años, es necesario estar acompañado por un adulto responsable y presentar el DNI para comprobar la edad.
  • No se realizarán perforaciones en los pezones o en los genitales a menores de 18 años, incluso con autorización.

Es relevante seguir estas regulaciones para evitar posibles problemas de salud y legales. Si bien los piercings pueden ser una forma de expresión personal, deben realizarse siempre de forma responsable y segura.

Cómo cuidar el piercing de oreja después de hacerlo

Después de hacerte un piercing en la oreja, es significativo que sigas las indicaciones de cuidado para facilitar su curación y evitar posibles infecciones. A continuación, te mostramos algunos puntos clave que debes tener en cuenta para cuidar tu piercing adecuadamente:

  • Limpieza diaria: Debes lavar la zona del piercing con agua y jabón suave dos veces al día. Después, es recomendable aplicar una solución salina para asegurarte de que la zona está libre de bacterias. Evita usar alcohol o peróxido, ya que pueden retrasar la curación.
  • Evita tocar el piercing: Es esencial que evites tocar, mover o girar el pendiente durante la curación, ya que puedes irritar la piel y retrasar el proceso de cicatrización. Si tienes que tocarlo, asegúrate de lavarte las manos antes.
  • Evita ciertos productos: Durante la curación del piercing, debes evitar el uso de productos para el cabello, maquillaje o productos para el cuidado de la piel en la zona del piercing. También debes evitar nadar en piscinas, bañeras de hidromasaje o en el mar ya que el agua puede contener bacterias que pueden infectar la zona.
  • Mantén el piercing seco: Es muy esencial mantener la zona del piercing seca para evitar infecciones. Después de lavarla o de ducharte, seca la zona con una toalla limpia y evita usar ropa ajustada que roce la zona del piercing.

Recuerda que el tiempo de curación varía dependiendo del lugar donde se realice la perforación. Por eso, es crucial que sigas las indicaciones del profesional que te ha hecho el piercing y que seas paciente durante el proceso de curación. En caso de tener alguna duda o preocupación, no dudes en consultar a tu especialista.