28 octubre 2020
utilidad rastreo de teléfonos

La utilidad del rastreo de teléfonos móviles para mantener vigilados a nuestros hijos

En los tiempos en los que vivimos, mantener el control sobre nuestros hijos se ha convertido en algo primordial tanto a la hora de evitar ciertos riesgos o, simplemente, para poder estar más tranquilos en nuestro día a día. Aquí te explicamos por qué es importante y cómo hacerlo, sigue leyendo si quieres informarte al respecto.

La importancia de mantener vigilados a nuestros hijos

No cabe duda de que vivimos en tiempos en los que los niños y adolescentes necesitan de una vigilancia muy superior a la de otras épocas, dado que los peligros son mucho mayores y sus posibilidades de acceder a determinados ambientes se han visto bastante incrementadas, lo que a su vez implica un aumento de posibilidades de consumo de drogas o de ausentismo escolar.

Por suerte, la tecnología ha venido a facilitarnos las cosas a través del rastreo de teléfonos móviles, del que hablaremos a continuación, y haciendo posible ver una ubicación en vivo en vista satélite, algo que supone erradicar de un plumazo todas y cada una de las preocupaciones que nos surgen cuando nuestros hijos salen por la puerta de casa.

De hecho, la posibilidad de ver una ubicación sin levantarnos del sofá conlleva poder comprobar in situ dónde están nuestros hijos y saber qué es lo hay cerca de ellos, como bares u otro tipo de establecimientos, además de observar el aspecto que muestra el emplazamiento concreto en el que se encuentran, lo que a su vez nos permite ser conocedores acerca de los ambientes en los que se están moviendo.

Es decir, que de lo que se trata es de aprovechar las últimas tecnologías para poder liberarnos de las preocupaciones que nos generan nuestros hijos y proporcionarles esa seguridad que todos les deseamos, todo ello sin realizar mayores esfuerzos y con las garantías que nos proporciona ser nosotros mismos los que observemos cada uno de sus pasos.

¿Cómo se hace?

Para poder llevar a cabo el seguimiento de la ubicación del teléfono de nuestros hijos, lo primero que tenemos que saber es su IMEI, que pasa por ser el número de identificación  que distingue a un dispositivo de cualquier otro y, de hecho, es utilizado por la policía para bloquear las terminales que han sido robadas, identificar localizaciones de delincuentes o personas desaparecidas, etc.

Al respecto, conviene decir que conocer el IMEI es muy sencillo para nosotros, pues basta con introducir el código *#06#, pulsar en llamar y esperar algunos segundos para que aparezcan en pantalla los 14 o 17 números que identifican internacionalmente el terminal desde el que se ha marcado la combinación apuntada (sabemos que esto podría generar ciertos recelos en el menor, pero es la única forma de conseguirlo). A continuación, lo procedente es apuntar los números.

Antes de continuar, no queremos dejar pasar la ocasión de decir que es importante hacer esto con nuestros propios teléfonos, no sólo con los de nuestros hijos, dado que poder proporcionar el número IMEI a la policía en el caso de que fuera robado les facilitaría mucho el trabajo y podría suponer incluso que lo recuperásemos.

En cualquier caso, siguiendo con el tema del rastreo del móvil de nuestros hijos, tenemos que afirmar que hay aplicaciones en las que basta con introducir el IMEI de un teléfono que esté encendido (independientemente de que tenga puesta la tarjeta SIM original o se le haya cambiado a consecuencia de haber sido robado) para que se nos proporcione la ubicación exacta del terminal, a veces incluso en un mapa.

De lo que hablamos, al fin y al cabo, es de una medida rápida y eficaz de saber dónde se encuentran nuestros hijos en todo momento y que, para poder llevarla a cabo, basta con tener un poco de pericia a la hora de hacernos con el IMEI de su teléfono. Ahora que sabes hacerlo ¿Vas a dejar de ponerlo en práctica?

Compartir
Dejar un comentario

Noticias México