20 mayo 2022
peleas en mi relación

¿Cómo puedo evitar las peleas en mi relación?

Todas las parejas discuten. A menudo, una discusión despeja el ambiente, ayuda a aclarar agravios ocultos y definitivamente es mejor que los días tranquilos que distancian, en lugar de acercar, a las parejas.

Por lo tanto, vale la pena discutir, pero no exageremos. Las discusiones diarias o las peleas regulares solo nos desanimarán. Las peleas son saludables de vez en cuando; sin embargo, de forma continua, sólo nos desgastan y pueden terminar con nuestra relación. Entonces, puede que te preguntes, ¿cómo podemos evitar estas disputas innecesarias en nuestra relación de pareja? En terapiadeparejaweb.com compartimos algunos consejos que te ayudarán a evitar las peleas recurrentes y, en caso de que se presente una, sobrellevarla de la mejor forma posible.

  • No tengas miedo del enojo, pero ten cuidado con él

A menudo, bajo la influencia de la fatiga, el alcohol o, en general, una peor condición mental y física, reaccionamos de forma exagerada, una pequeña cosa puede desequilibrarnos por completo. Por lo tanto, trata siempre de reaccionar adecuadamente a la situación que se está presentando.

Cuando tu pareja se enoje y te haga enojar, cuéntaselo, pero no exageres. Antes de hacerlo, piensa en cómo puedes explicar de la mejor forma posible tus sentimientos, tu ira y la razón de ellos. A menudo, algo que es poca cosa para alguien nos molesta (esto tiene que ver tanto con el contexto como con la percepción de cada individuo). Asegúrate de que no haya malentendidos en la intención y la recepción.

  • No levantes la voz

Gritar es bueno cuando se supone que nos protege de algo; por otro lado, es mejor tratar de hablar y explicar el por qué del conflicto y nuestros propios sentimientos.

  • No dramatices ni manipules

Durante una discusión, no arriesgues tu relación, no sugieras el final de la misma, no amenaces ni chantajees con el rompimiento. En realidad, esto no sirve para nada; lo peor es que te encuentres utilizando la manipulación para conseguir algo.

  • No te dejes atrapar por el juego de “quien tiene la razón”

Hay personas a las que les encanta discutir, porque les da la oportunidad de recuperar el control y el poder, gracias a que saldrán victoriosos de la discusión con la ayuda de argumentos adecuadamente seleccionados y manipulación emocional. Evita esto a toda costa.

Al discutir, no saques la “suciedad” del pasado, no uses ejemplos que ya han sido perdonados o que deberían haber sido olvidados. No es justo; esto sólo conlleva a peleas interminables, así como a abrir heridas que tal vez ya estaban cerradas.

Nunca uses epítetos que sean ofensivos para alguien, invectivas, no ofendas, no lastimes verbalmente. Recuerda, te encuentras discutiendo no para dañar a tu pareja, sino para resolver el problema.

  • Y, por supuesto, intenta dirigir la conversación para conseguir una solución

Usa argumentos fuertes y sabios, no seas manipulador y sé amable. Ten en cuenta que estás discutiendo con alguien a quien amas, discutiendo porque amas a alguien y discutiendo porque te importa. Recuérdalo.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias México