26 septiembre 2020
Luis Echeverría

La controversial presidencia de Luis Echeverría Álvarez y sus nexos con la CIA

Su presidencia ocurre después de uno de los hechos más tristes de México, como fue la masacre estudiantil  de 1968, aunque al recibir su cargo como primer mandatario, indicó estar abierto a los estudiantes. En su gobierno no cesó la represión estudiantil y después de abandonar su cargo fue acusado de genocidio.

Sus inicios como militante del PRI

Luis Echeverría Álvarez, nace en la Ciudad de México un 17 de enero de 1922. Egresado de la Universidad Autónoma de México como licenciado en derecho. Con solo 24 años llega a ser Secretario del presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por invitación de su mentor el general Rodolfo Sánchez Taboada.

A partir de ese puesto, ocupó varios cargos en el PRI, como el de Oficial Mayor del Comité Ejecutivo Nacional, tuvo en su carrera varios padrinos que lo colocaron en puestos políticos muy estratégicos.

Este fue el caso de Gustavo Díaz Ordaz, que al ocupar la presidencia en el año 1964, escogió a Echeverría Álvarez para que tomara su puesto en la Secretaría del Gobierno de México.

Cargos públicos que ocupó en su carrera política

A lo largo de su carrera política, Luis Echeverría ocupó varios cargos diplomáticos para el gobierno mexicano, el primero de ellos fue como Secretario de Gobierno durante los 6 años de mandato de Gustavo Díaz, puesto que le causó muchos dolores de cabeza debido a lo convulsionado que se encontraba México en esa época.

En el gobierno de José López Portillo ejerció 3 cargos diplomáticos, un hecho sin precedente en la historia del país:

  • Embajador de México ante la Unesco (10 Junio 1977 al 20 Noviembre 1978)
  • Embajador de México en Australia (7 Noviembre 1978 al 15 Diciembre 1979)
  •  Embajador de México en Nueva Zelanda (30 Noviembre 1978 al 15 Diciembre 1979)

El periodo presidencial que ejerció desde 1970-1976

Para el periodo de los años 60, el Partido Revolucionario Institucional tenía control absoluto sobre la presidencia de México y no fue casualidad cuando el presidente Díaz Ordaz comunicó nuevamente que su sucesor esta vez en la presidencia sería Luis Echeverría.

La estrategia usada por Luis Echeverría fue de apartarse de sus nexos con el gobierno anterior, el cual culminó su mandato con un repudio mayoritario por todos los mexicanos. Indicó que su gobierno sería uno comprometido con los estudiantes y que les daría libertades para reclamar sus derechos.

Siempre ejecutaba un doble discurso

Una muestra de ello, en su mandato ocurrieron dos de las más sangrientas masacres hacia la masa estudiantil. Era un presidente que compró acciones en los principales medios de comunicación, para obtener silencio acerca de los crímenes cometidos en su gobierno.

Tenía nexos con otros presidentes de América Latina como Salvador Allende, del cual decía que era un pésimo administrador, después que ocurriera su golpe de estado tuvo como refugiada en México a su esposa Hortensia Bussi.

Aplicó la llamada “guerra sucia”

Esta fue una de las estrategias más deplorables hechas por el gobierno de Luis Echeverría, se trataba de una estrategia militar que pretendía con acabar de manera firme con todos aquellos que lo adversan.

De esta manera dirigió una campaña desde la base militar de Pie de la Cuesta, donde llegaron a desaparecer a más de mil insurgentes y opositores de todo el país, aplicaban los vuelos de la muerte, torturas y desapariciones.

Responsable del “halconazo”

El 10 de Junio de 1971, un grupo de estudiantes se encontraban manifestando en la Ciudad de México, en apoyo a la causa de sus colegas de Monterrey, fue allí donde fueron interceptados por un grupo paramilitar armado de nombre “Los Halcones”.

Este grupo realizó dos ataques a la masa estudiantil , el primero de ellos llegaron en camiones grises armados de palos, garrotes y varas de kendo con los que salvajemente dispersaron la multitud.

Los hechos ocurrieron en medio de la mirada de la policía y estos no hicieron nada por defender a los estudiantes, No bastando con eso volvieron los halcones a atacar a los estudiantes esta vez con armas de fuego, dejando un saldo total de 120 estudiantes cuyas edades no superan los 24 años.

EL presidente de la República Luis Echeverría indicó que no tenía nada que ver con este hecho y pido la renuncia del Jefe del Distrito Federal. Indicó que los halcones eran ex policías disfrazados que pertenecían al gobierno anterior.

Hechos que lo vinculan a la masacre de 1968

Hay muchas pruebas que vinculan a Luis Echeverría a la Masacre de Tlatelolco, es que siendo Secretario de Gobierno del Estado de México, es muy poco probable que se hayan movido las fuerzas policiales y militares de ese entonces sin su consentimiento.

El presidente Gustavo Díaz Ordaz afirmó en una entrevista posterior que tanto él como su gabinete eran responsables de esa masacre y tenían pleno conocimiento de las acciones que se tomarían esa noche en contra de los estudiantes.

Por su vinculación a estos hechos, fue juzgado en múltiples ocasiones por el genocidio de los estudiantes esa noche, pero nunca ha pisado la prisión y hasta la fecha es conocido como “Luis Echeverría, el impune”

Su vinculación con la CIA

Con la publicación del libro “Inside the Company: CIA Diary” en al año 1975, cuyo autor era un agente de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos, salió a la luz que Luis Echeverría junto a otros 2 mandatarios mexicanos, eran colaboradores de esta agencia.

Desde su cargo como Secretario de Estado, mantenía su comunicación con la central de inteligencia bajo el código “LITEMPO-8”, o lo que se traduce como alto funcionario de México. Reveló a los americanos muchos secretos de estados y estuvo involucrado en la muerte de su sucesor José López Portillo.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias México