1 diciembre 2022
tinga de pollo

Cómo preparar tinga de pollo y cuál es su origen

En la gastronomía mexicana son muchos los platos populares que existen, no solo en dicho país, sino también alrededor del mundo. Pero, uno de los más emblemáticos es la tinga de pollo. En vista de ello, puede ser útil conocer un poco más sobre sus orígenes y sobre cómo prepararla.

La tinga se caracteriza por ser uno de los platos más famosos y elaborados en todos los hogares y cocinas de México, debido a que el mismo es bastante sencillo y se prepara con ingredientes que siempre hay en la despensa, tales como carne, cebolla, tomates, ajo, y el chile chipotle como elemento clave del sabor. 

Asimismo, es una receta muy versátil, puesto que se puede adaptar a los diferentes ingredientes que se tengan a mano, ya sean los de temporada o los más empleados en casa. No obstante, una de las tingas preferidas por muchas personas es la de pollo. En este sentido, hablaremos sobre cómo preparar la tinga de pollo y cuál es su origen.  

Receta de tinga con carne de pollo

La tinga de pollo suele comerse en tacos, molote, quesadillas y tostadas. Pero como esta última son las más comunes en los comedores mexicanos, a continuación mencionaremos los ingredientes que se ocupan y el procedimiento para su preparación, la cual es muy fácil y no tarda más de una hora. Entonces, lo que se necesita para hacer unas deliciosas tostadas con tinga de pollo, es lo siguiente: 

  • 1 pechuga de pollo entera y deshuesada. 
  • 1 unidad de cebolla. 
  • 2 pares de dientes de ajo. 
  • 4 cucharadas de aceite, preferiblemente vegetal. 
  • 630 gramos de tomates molidos. 
  • 250 mililitros de caldo de pollo.
  • 1 rama de tomillo. 
  • Chile chipotle.
  • Tostadas de maíz. 
  • Sal
  • Crema. 

Para realizar la tinga con tostadas, lo primero es cocer el pollo con agua en una cacerola, en la que, además, se deben añadir la mitad de la cebolla, uno de los ajos y sal. Una vez la pechuga está lista, se retira para dejar enfriar y luego deshebrar. 

El paso siguiente consiste en calentar el aceite en una sartén, donde se van a sofreír los ajos enteros y la mitad de la cebolla restante, que debe estar picada en juliana. Cuando los ajos estén dorados y la cebolla transparente, se baja el fuego y se agregan los tomates molidos, media taza del caldo donde se coció el pollo previamente, el pollo deshebrado, el chile chipotle y la ramita de tomillo.  

Finalmente, se apaga el fuego cuando la tinga rompa el hervor, y se procede a servir en tostadas calientes, acompañadas con un poco de crema fresca. Aunque también se pueden acompañar con aguacate, lechuga, queso fresco o rábanos picados.  

Origen de la tinga

Se sabe que la tinga es hoy en día uno de los platos más consumidos en todo el territorio mexicano, y que igualmente, se encuentra presente en la carta de cientos de restaurantes mexicanos de todo el mundo. Sin embargo, se cree que el origen de la tinga es poblano, puesto que los primeros registros documentados datan del año 1881 en el recetario de La cocinera poblana. 

De este plato se encuentran varias formas de prepararlos, en los que varían principalmente los ingredientes, pero sin que falte nunca el chile chipotle. 

Entre algunas versiones antiguas, se pueden mencionar las siguientes: 

  • Tinga poblana. Se puede decir que es la receta original y que se mantiene en la actualidad. Sin embargo, en esta, además de pollo deshebrado, también lleva sardinas.
  • Tinga caliente. Se utilizan las vísceras del cerdo y su sangre para realizar el guiso.
  • De chile meco. Las proteínas en este son el chorizo, longaniza y costillas, y en el guiso se añaden calabacitas. 
  • Tinga escandalosa. Se prepara con carne de cerdo, chorizo y longaniza con papas. 
  • Sencilla. En esta solo se ocupan la longaniza y la carne de cerdo. 

 

Por último, es importante mencionar que, en la actualidad, la tinga se prepara con cualquier tipo de carne que se prefiera, e incluso, se pueden hacer vegetarianas.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias México