22 junio 2021

Principales obstáculos de las Pymes en 2021

El mundo ha cambiado debido a la pandemia, es una realidad ineludible. Las pequeñas y medianas empresas deben aprender a sacar provecho de las ventajas que ofrecen las tecnologías para adaptarse a la nueva normalidad, acceder a financiación y reinventarse para seguir vigentes.

La pandemia de la Covid-19 ha traído muchos cambios en la economía mundial, con empresas y emprendimientos que sufrieron duros golpes ante el parón que comenzó en 2020, sin embargo, otras crecieron afianzadas en la digitalización. Para este 2021 siguen existiendo retos que vencer y lecciones por aprender en las pequeñas y medianas empresas (Pymes) para mantenerse y brillar en esta nueva normalidad.

En Iberoamérica, el 99% del aparato productivo funciona por medio de las Pymes, y en América Latina genera el 60% de los puestos de empleo. Las empresas de menos de cinco empleados están extendidas en el comercio, servicios, la industria y hasta en sectores sensibles como la salud. Según datos del Banco Mundial, durante la pandemia más del 30% de las Pymes se vieron obligadas a reducir sus nóminas, y en algunos países, el 50% debieron cerrar sus puertas.

Acceso a financiación

Para superar este gran bache se vislumbran tres caminos que, de ser bien seguidos, contribuirán a sortear los obstáculos que se presentan. En primera línea se encuentra hallar fuentes de crédito Pyme sin restricciones, superar los falsos paradigmas que hacen ver las herramientas digitales como difíciles de manejar y lograr aprovechar las estrategias comerciales que brinden oportunidades para mantenerse a flote y  así poder crecer.

En México, Konfío es una de las fintech que están abiertas a ofrecer financiación a través de herramientas tecnológicas para las Pymes, de forma rápida y sin limitaciones. La intención de esta empresa es cambiar la tendencia con la cual se le cierran las puertas a los emprendedores para hacer realidad sus proyectos.

Lo que hace la empresa mexicana Konfío, es usar las tecnologías para hacer más rápido el proceso con el fin de aprobar créditos que pueden ir desde 150.000 a los 2.000.000, con un plazo de 6 a 24 meses. Todo el proceso entre la solicitud y el visto bueno, tarda entre 7 y 10 minutos, utilizando cualquier plataforma digital.

Trámite 100% digitalizado

No se necesita ser experto financiero para entender cómo funciona el crédito Pyme, basta con acceder a la plataforma, crear una cuenta y solicitar financiación o una tarjeta de crédito para separar las finanzas personales de las de la empresa.

Todo el proceso de solicitud en Konfío es totalmente digitalizado, pudiendo acceder a la solicitud con solo un clic, ya que se aprueba en pocos minutos y el dinero puede estar en la cuenta en un plazo de 72 horas.

A diferencia de las entidades financieras tradicionales, en esta fintech no hay que acudir a ninguna agencia, ni se tiene que cumplir con trámites complicados. Básicamente se debe tener la RFC y la contraseña del SAT para hacer la solicitud, no hace falta aval o garantía.  El tipo de crédito y el importe dependerán del plazo y del historial crediticio del solicitante.  

Una gran ventaja que ofrece Konfío, es que el apoyo financiero se transforma en respaldo a largo plazo, en la medida que se vayan cumpliendo los compromisos. A partir del sexto crédito se pueden solicitar préstamos con tasas de intereses más bajas, e importes más altos y plazos a elección.

Para aumentar la productividad

En la era digital, además de créditos rápidos y sin trabas, existen herramientas que facilitan llevar el control de las empresas de forma remota, además de estrategias para aumentar la productividad con el fin de hacer las Pymes más competitivas.

Al estar en internet, las pequeñas empresas pueden diversificarse y ofrecer sus productos y servicios, tanto en México como en otros países. Pero para ello es necesario dejar de pensar en pequeño y fijarse metas más grandes.  

Para ser más productivos se debe ser más eficiente, abrirse a hacer tratos con personas de otros países y estar dispuestos a innovar. Para que esto funcione hay que ser más formales, cumplir con los trámites fiscales y coordinar mejor las tareas, con miras a ser más competitivos.

Una plataforma de gestión empresarial en la nube puede ser una forma de simplificar la administración de una Pyme, al permitir el control de forma remota desde cualquier lugar, a la vez que se pueden automatizar los procesos, dejando tiempo para ocuparse del trabajo. Todos los aspectos, como facturación, control y carga de inventario, datos de los clientes, nóminas y proveedores, se pueden gestionar de forma automática en la nube.  

Muchas de las pequeñas empresas no se mantienen por motivos financieros y una deficiente gestión administrativa, por eso esta ayuda de la tecnología brinda herramientas administrativas, como Gestionix de Konfío, que hace más fácil este proceso de controlar todo de una manera más eficiente.

Reinventar estrategias

Una realidad ineludible es que el mundo se ha tenido que adaptar a las circunstancias nuevas originadas por la pandemia del Coronavirus. Ahora, 8 de cada 10 empresas que han participado en una encuesta hecha por Microsoft en diciembre de 2020, han tenido que reinventarse para seguir a flote, tanto grandes empresas como Pymes.

Los cambios más efectivos fueron la migración al teletrabajo, la inteligencia artificial, el marketing digital y el Big Data. Gran parte optó por el comercio traspasando fronteras, para hallar nuevos clientes y mayores audiencias.

Ante la nueva normalidad que se vislumbra en la era postpandemia, el 33% de los consultados planea seguir realizando actividades por medio del teletrabajo, además de invertir en programas para videollamadas, y más de la mitad ha adquirido equipos portátiles y almacenamiento en la nube.

La llegada del Coronavirus ha traído cambios profundos, por lo que para poder superar esta etapa es necesario ser resilientes y aprovechar los avances de la tecnología, para abrir nuevos mercados, dependiendo del objetivo y la misión de cada empresa.

Los cambios a los cuales están sometidos los negocios afectan igualmente a los clientes. El comportamiento y los hábitos de consumo de las personas están cambiando y las estrategias comerciales a aplicar deben adaptarse a esta realidad. Las empresas que no respondan a estas expectativas probablemente no sobrevivirán.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias México