4 agosto 2022
Finanzas México

Factoraje Financiero: La Mejor Opción de Financiamiento para Pymes

El factoraje, a menudo conocido como factoraje financiero, es un método de obtención o captación de capital para las empresas. Una compañía puede utilizar esta tecnología para vender sus facturas impagadas a una institución financiera, como un banco o instituciones financieras digitales como las fintech las cuales, son más ágiles en sus procesos, lo que les permite tiempos de respuesta mucho más cortos para beneficio del cliente.

El banco o institución financiera digital adelanta los fondos a la empresa, que recibe el capital de inmediato, mientras el banco o fintech gestiona el cobro de las cuentas por cobrar adquiridas. En otras palabras, el factoring o factoraje financiero es similar a un banco que hace un pago por adelantado por derechos de cobro futuros que en este caso, pasan a ser propiedad de la misma institución que financia.

Factoraje Financiero en México

El factoraje en mexico es una de las mejores opciones de financiamiento para empresas y pymes, este es un producto financiero que hace posible a las compañías lograr  liquidez de manera inmediata al adelantar el pago de sus facturas por cobrar.

Es una manera de financiamiento que resulta la más conveniente para empresas porque su principal característica es  tener la tasa de interés más baja que puede ir del 1% a 2.8%  de acuerdo al riesgo y monto de la operación.

El factoraje financiero ofrece plazos muy flexibles de pago que generalmente son elegidos por el solicitante. Esta es una forma “sana” de obtener financiamiento ya que nunca refleja como deuda bancaria, pues solo se está disponiendo de forma anticipada de recursos que ya pertenecen a la empresa, por lo que no representa un riesgo de endeudamiento.

Una de las instituciones financieras más importantes y que ofrece factoraje financiero en México es Xepelin, una fintech de rápido crecimiento que complementa su gama de productos con financiamiento “tradicional” es decir, de capital de trabajo, así cómo una plataforma de pagos B2B llamada Payments.

 A inicios de mes (mayo 2022), Xepelin recibió una inversión por 111 MDD la más alta en la historia para una Startup Chilena, estos recursos ayudarán a consolidar su operación en México y Chile. 

¿Y el financiamiento de cuentas por pagar?

 Una empresa de financiamiento cuentas por pagar (también conocida como factor) adelanta a su proveedor una parte del valor neto de su factura en este tipo de financiación.

 La empresa que desea el financiamiento  paga a la empresa de factoraje la deuda,  más una comisión determinada por ambas partes o de acuerdo a un tabulador de tarifas y al cabo de un periodo de tiempo determinado,  la empresa de factoring deposita el saldo en el proveedor.

Diferentes tipos de factoraje financiero

Existen tres tipos diferentes de factoraje financiero, en función de la operación:

  • A proveedores: Tener que adelantar la financiación a las empresas que deben, a su vez, adelantar capital a sus proveedores para comprar materias primas.
  • A los clientes: Es la forma más conocida y tradicional en la que una empresa sostiene sus operaciones mediante la venta de impagados.
  • A operadores extranjeros: Esta forma de factoraje está reservada a las actividades de importación y exportación.

Ejemplo de factoraje financiero

A continuación  un ejemplo de operación de factoraje financiero para ayudar a entender mejor el concepto.

Hay que imaginar que se tiene un negocio que ofrece zapatos artesanales y que vende un pedido de 5 mil dólares a un cliente.

A pesar de que ha comprado los zapatos, este comprador pagará su deuda en 90 días, según lo acordado con la empresa de calzado.

A pesar de que pagará en 90 días, se requiere este dinero para continuar las operaciones.

Por ello, se decide acudir a una empresa de factoraje y estudiar la opción de que se haga cargo de ese dinero con un interés adicional que suele rondar el 3%. Así se dispone de los 5 mil dólares de inmediato.

 

Compartir
Dejar un comentario

Noticias México