Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

10 deportistas capitalinos que ilusionaron al país

Aunque México no ha sido precisamente semillero de deportistas de alto rendimiento, en la ciudad de México nacieron algunos de los que más alegrías han dado en Juegos Olímpicos y Mundiales
Sus logros quedaron para siempre en el recuerdo de todos los mexicanos(Foto:Especial/EL UNIVERSAL)
Notas Relacionadas
07 de enero 2011
Juan Pablo González
07 de enero 2011

Si bien en la historia del deporte mexicano no hay muchos ídolos, si hay algunos atletas que han dejado huella en el recuerdo de la afición que agradece sus logros en Juegos Olímpicos y en los Mundiales.

Pese a que algunos incluso no han recibido apoyo para su preparación, hay quienes lograron sacar la casta y coraje, lo que les valió un lugar en las glorias del deporte mundial como sucedió en el año 2000 con la pesista Soraya Jiménez, la única mexicana en lograr el oro olímpico.

La lista de deportistas destacados mexicanos no es grande y de los nacidos en el Distrito Federal se reduce más. Ubica a 10 de los deportistas capitalinos que han dado las mayores alegrías a la nación:

Soraya Jiménez

La ex pesista de 33 años, quien tuvo sus inicios en el baloncesto, entró a la historia del deporte mexicano por la medalla de oro que obtuvo en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, que le valieron ser la primera y única mexicana en recibir una presea aurea en el certamen deportivo más importante del mundo.

Su pasión por la halterofilia, surgió en su etapa como estudiante de secundaria en el Instituto Benjamín Franklin de Ciudad Satélite y, a partir de ese momento no abandonó la disciplina, lo que además del logró olímpico le permitió triunfos en eventos de talla internacional, tal y como sucedió en 1996 y 1999 con el Torneo Internacional Simón Bolívar en Venezuela, en 1998 en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Maracaibo, así como en 2000 con el Torneo NORCECA con sede en Shreverpoth, Louisiana.

La única mancha de su carrera, llegó en 2002, cuando dio positivo en un control antidopaje. Indisciplina que le dejó fuera de varios eventos e incluso a dar por terminada su carrera a muy temprana edad y con un futuro bastante prometedor.

 

 

Hugo Sánchez

Este ex futbolista y entrenador, de 52 años, es considerado por muchos como el mejor jugador en la historia del país, además de ser visto como uno de los mejores futbolistas que han vestido la casaca del Real Madrid de España. A los 14, debutó con el Tri mexicano y en 1976 comenzó su carrera con los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), escuadra a la que permanecería ligado hasta 1981.

Tras dejar Pumas, "Hugol" incursionó en el futbol español con el Atlético de Madrid, escuadra en la que de inmediato dio muestra de su talento y clase, que posteriomente lo llevaron a formar parte de la alineación del Real Madrid, escuadra con la que marcó historia, para posteriormente probar suerte con el Rayo Vallecano de España, el América, Atlante y Celaya de México, el FC Linz de Austria y el F.C. Dallas de Estados Unidos.

Aún con sus importantes logros a nivel de clubes que le lelvaron a obtener 5 Pichichis, que le valieron el mote del Pentapichichi, Hugo no pudo destacar con la Selección Mexicana, incluso durante su etapa como entrenador. Lo que para muchos es una cuenta pendiente con el país que lo vio nacer.

 

Ernesto Canto

Su amor por la caminata surgió por la admiración que sentía por el marchista José "Sargento" Pedraza, quien fue medallista de plata en los Juegos Olímpicos de México 68. Pasión que le dio triunfos desde muy temprana edad.

A los 13 años ganó el Campeonato Nacional Mexicano de la categoría infantil; en 1973 y 1976, se hizo del Campeonato Centroamericano y del Caribe Juvenil en la distancia de 10km; en 1977, ganó el Campeonato Juvenil de América; mientras que en 1978 volvió a hacerse presente en el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Atletismo, sólo que en esta oportunidad ya lo hizo en la categoría mayor.

Era tal su ascenso y su capacidad sobre la pista, que en 1980 obtuvo el mejor tiempo del mundo, sin embargo, una lesión le impidió estar presente en los Juegos Olímpicos de Moscú. Pero su fuerza y entrega lo llevaron a recuperarse de ese duro revés y se consagró con el oro en los juegos de Los Ángeles 1984.

Su exitosa carrera como marchista terminó con escándalo para todos los mexicanos por la descalificación que sufrió en Seúl 88, donde recibió quizá el mayor de los golpes en su trayectoría, ya que tenía amplias posibilidades de ganar el oro.

 

 

Daniel Bautista

Antes de logros de Ernesto Canto en la marcha, los aficionados a este deporte pudieron disfrutar de los triunfos cosechados por Daniel Bautista, conocido como "El andarín incansable", quien ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Montreal 76 y los Juegos Panamericanos de 1975. También logró alzarse con la gloria en los Mundiales de 1977 y 1979.

Al igual que Ernesto y que gran cantidad de los marchistas nacionales, Daniel no se salvó de las descalificaciones en los eventos de cierta relevancia, tal y como sucedió en los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980, en donde fue descalificado en las pruebas de 20 y 50 kilómetros.

 

Felipe Muñoz

Felipe "El Tibio" Muñoz es el único nadador mexicano en haber obtenido la medalla de oro en los Juegos Olímpicos. Su brillante actuación en las olimpiadas de México 68, fue su gran hazaña, la que alcanzó cuando sólo tenía 17 años de edad y teniendo como rival al soviértico Vladimir Kosinsky. Por ello su logró lo consagró en todas latitudes.

Tras aquella inesperada victoria, "El Tibio" no volvió a regalarle mayores alegrías a la afición. Lo que no fue necesario, en 1991 ingresó al Salón de la Fama Internacional de Natación. En 1996, le nombraron jefe de la delegación mexicana que asistió a los Juegos Olímpicos de Atenas y del 2000 al 2005 estuvo a cargo del Comité Olímpico Mexicano (COM), gestión que estuvo rodeada del escándalo y malos manejos.

 

 

Ricardo y Pedro Rodríguez

Los mejores pilotos de carreras de la historia son Ricardo y Pedro Rodríguez, a quienes les bastaron pocos años para lograr el reconocimiento mundial e incluso su nombre da vida al autódromo más importante del país, el cual se encuentra localizado en las instalaciones de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca.

El máximo logro de la familia llegaría en 1968, cuando Pedro logró imponerse en las 24 Horas de Le Mans, en Francia, victoria que consiguió a bordo de un Ford GT40 Mk. I y con la ayuda del belga Lucien Bianchi.

A pesar de ser dos de los pilotos más reconocidos y respetados de su época, el asfalto se encargó de arrebatarles la vida. Ricarfo falleció en 1962 y Pedro en 1971, después de que impactara su automóvil durante una carrera celebrada en Nüremberg,  Alemania, circuito que desde el 2005 presume una placa en su homenaje.

 

Rafael Osuna

Es considerado el mejor tenista mexicano de todos los tiempos, al haberse codeado en la década de los 60 con los mejores jugadores del mundo. Fue incluso, en 1963, campeón del US National Singles Championships, logro que lo llevó a encabezar el podio de la Federación Internacional de Tenis.

En la modalidad de dobles, logró ganar en un par de ocasiones Wimbledon y en una oportunidad se alzó con el US National Doubles Championships. También cosechó triunfos en los Juegos Olímpicos de 1968, aunque en aquel tiempo era considerado un deporte de exhibición.

Cuando su carrera aún iba en ascendencia, un accidente aéreo le arrebató la vida el 4 de junio de 1969. El 28 de agosto de 1969 su nombre volvió a emocionar al deporte blanco, cuando durante el US Open se declaró aquella fecha como "El Día de Rafael Osuna". 

 

 

Antonio Carbajal

El exguardameta del Real Club España y del León entró a la historia del balompié mundial en 1966, cuando se convirtió en el primer futbolista en disputar cinco Mundiales, hazaña que fue igualada en 1998 por el mediocampista alemán Lothar Matthäus.

"La Tota" defendió la portería de la Selección Mexicana en los Mundiales de Brasil 50, Suiza 54, Suecia 58, Chile 62 e Inglaterra 66, además de haberlo hecho en los Juegos Olímpicos de Londres 1948.

Tras su retiro de las canchas, Antonio probó suerte en la dirección técnica, trabajo en el que tuvo oportunidad de dirigir a Unión de Curtidores, León y Morelia, escuadra con la que impuso una nueva marca, ya que se convirtió en el entrenador que más tiempo estuvo al frente de un mismo equipo, al haberlo hecho de 1984 a 1994.

 

Joaquín Capilla

Este clavadista mexicano ganó medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956, una de plata en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 y dos de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 1948, por lo que es considerado como el mejor atleta que ha habido en el país.

Obtuvo cuatro medallas de oro en los Juegos Panamericanos y cuatro más en los Juegos Centroamericanos, conquistas por las que en el 2009 se hizo acreedor al Premio Nacional del Deporte.

Joaquín falleció, a causa de un infarto, el 8 de mayo del 2010 en la ciudad de México.

 

 

Raúl Macías:

México es un país que se ha caracterizado por la producción de boxeadores de clase mundial, aunque muy pocos han logrado alcanzar las latitudes de Raúl "El Ratón" Macías, quien en 1955 obtuvo el Campeonato Mundial de Peso Gallo de la Asociación Nacional de Boxeo, organismo precursor de la Asociación Mundial de Boxeo, al imponerse ante el tailandés Chamrern Sonkitrat.

Su marca profesional fue de 41 victorias y 2 derrotas, registro no tan espectacular aunque valioso si se considera que debió retirarse a la edad de 24 años en la Arena México. En aquella función, se dieron cita más de 17 mil espectadores y por última vez se le escuchó repetir su famosa frase: "Todo se lo debo a mi mánager y a la Virgencita de Guadalupe".

El 5 de septiembre de 2009 abrió sus puertas el Gimnasio Raúl "El Ratón" Macías", localizado en la delegación Azcapotzalco, evento que contó con la asistencia de José Sulaimán.

 

 

Otros capitalinos destacados son: el futbolista Cuauhtémoc Blanco, el clavadista Fernando Platas, el atleta Arturo Barrios, el alpinista Carlos Carsolio, los Gracida, quienes brillaron en Polo, además de los boxeadores Ricardo López, Ricardo Delgado, Antonio Roldán y Rubén Olivares.

nse

Comenta esta nota