Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

Con arte callejero son la atracción en Madero

Artistas urbanos caracterizados de diversos personajes se ganan la vida interactuando con los peatones
Los artistas urbanos de Madero afirman que disfrutan de su labor
BereniceBalboa/ELUniversal
Notas Relacionadas
07 de enero 2011 10:35
Berenice Balboa
07 de enero 2011

Detrás de los disfraces, capitalinos a diario buscan ganarse la vida como los artistas urbanos en el corredor peatonal Madero, del Centro Histórico.

Aún antes de que dejaran de circular automóviles por la histórica calle de Madero, muchos ya laboraban en la zona, aunque como toreros; siempre corriendo de las autoridades.

Con el cambio de esta histórica vía a volverla un paseo peatonal sus condiciones cambiaron, y los permisos para colocarse les fueron facilitados.

Ahora tienen más espectadores debido a que el espacio les permite interactuar más con los peatones.

El Mago Merlín

Este joven personifica una versión poco común del hechicero. Tuvo que dejar sus estudios por iniciarse como padre de familia a muy corta edad.

Quiso mantenerse en anonimato por seguridad.

Se desempeña como artista callejero, desde hace dos años, por la necesidad de mantener a su pareja e hijo.

La idea la tomó de su tío quien la copio a otro joven que “no la hizo” y modificaron el personaje que ahora dicen es un “éxito”, pues a lo largo de la calle sólo hay dos magos.

“Soy el Mago Merlín, hago magia y te doy tu destino a cambio de una moneda”, afirma.

Con el rostro cubierto luego de agitar una caja metálica, el mago da a las personas que previamente depositaron una moneda en su bote, su suerte en un papel.

Afirma que en un día concurrido, como son los del actual periodo vacacional, ha llegado a ganar hasta mil 500 pesos, por hacer magia de 10:00 a 23:00 horas.

Ya que el mago aprendió su negocio, retomó los estudios de educación meda superior a través del programa Bachillerato a Distancia del Gobierno del Distrito Federal (GDF).

“Seguiré haciendo esto porque me da para mantener a mi familia. Por ejemplo a veces no me visto de mago y me pinto como estatua”, expresó.

El Juglar Cósmico

A unos metros del Merlín,  se coloca otro joven quien personifica a un Juglar Cósmico. En la antigüedad estas personas iban por la calle diciendo poemas o noticias.

El joven, quien dijo llamarse Watt, estudia Letras Hispánicas en la Universidad Autónoma de México (UNAM) y es artista urbano, oficio que le ayuda a pagar sus gastos. Desde hace ocho años recorre las calles del centro con su arte bajo el brazo.

“Soy un juglar cósmico. Digo aforismos que son frases sustanciosas y cortas, por ejemplo: la felicidad es sólo de aquellos que ignoran la verdad”, dijo.

Su interés por las artes escénicas lo desarrolló desde niño pero fue en la preparatoria donde tomó cursos de actuación.

Pese a tener estudios de actuación, Watt afirma que sus mejores lecciones las ha recibido del interactuar con los peatones.

nse

Comenta esta nota