Risas y sorpresa en el primer tren

Cuando por fin las puertas de la terminal Tláhuac abrieron, las multitudes corrieron hacia las escaleras para llegar al anden: se apretujaron, dieron codazos y brincaron para abordar el primer tren de la línea
Algunos de los pasajeros aprovecharon para tomar fotografías de su primer viaje formal por la ruta de la "Línea Dorada"
(Foto: Archivo / El Universal)
Notas Relacionadas
  • Email
  • () votos
Rafael Montes
31 de octubre 2012

El día había llegado y cientos de habitantes de la delegación Tláhuac, formados y desesperados para entrar a la Línea 12, se sentían emocionados como si fueran a recibir un anhelado regalo de cumpleaños.

Cuando por fin las puertas de la terminal Tláhuac abrieron, las multitudes corrieron hacia las escaleras para llegar al anden: se apretujaron, dieron codazos y brincaron para abordar el primer tren de la línea.

Minutos antes, los vecinos empezaban a presionar al personal de seguridad para que abrieran las rejas, chiflaban como si solicitaran que la película por fin empezara, gritaban que querían que el Metro abriera. Ahí estaban las enfermeras que no tenían a dónde ir y sólo querían subirse al Metro para estrenarlo, se encontraban también amas de casa que no dejaban de pintarse los labios y retocarse las pestañas para viajar presentables, las ancianas jaladas por sus nietos para entrar por primera vez y los preparatorianos que faltaron a clase.

Risas, asombro y después felicidad era lo que expresaban los rostros de los cientos de habitantes de Tláhuac que subieron a éste, el primer tren que representa para ellos llegar más rápido a su trabajo o escuela, y ya no angustiarse cuando el microbús hace dos horas al metro Taxqueña.

En Carlos Ibarra no cabía más sorpresa. La memoria de su teléfono celular se llenó de fotos de sus dos pequeños, de cuatro años y de dos meses, abordo de uno de los primeros trenes. Ellos, sus niños, algún día recordarán que fueron protagonistas del día de estreno de la Línea 12.

Es albañil y viene desde Los Olivos a Mixcoac a buscar trabajo. Ya no son tres horas de camino, ya no son 20 pesos de pasaje. Sólo es media hora y, en estos días, sin gastar un centavo.

La sorpresa era sustituida por el placer de que la espera había terminado. “Ya había viajado en ella, en los viajes de familiarización”, dijo una joven que para ir al bachillerato ahora sólo hará 10 minutos y no 40.

Con el paso de las horas, la Línea 12 empezó a ser alimentada y alimentadora de los pasajeros de otras líneas. La gente comenzó a fluir.

Los nuevos espacios se fueron ocupando poco a poco, con personas de todo tipo, de todas las fisonomías, ocupaciones y condiciones sociales.

Las miradas de los ciudadanos de Tlahuac, Iztapalapa, Coyoacán y Benito Juárez se fueron reconociendo mientras estrenaban los asientos verde olivo, sin el estruendo de vagoneros ni basura.

Las instalaciones lucieron tan limpias de publicidad, ambulantes y tumultos, que parecía otro mundo, una ciudad renovada. “A ver cuánto dura”, dijo alguien.

Los nuevos usuarios gozaron, durmieron, fotografiaron. Las distancias largas se acabaron, los trayectos se apachurraron como un acordeón y la ciudad cambió. Extendió uno de sus brazos hacia la zona suroriente del DF, en donde aún lucen vacas pastando afuera de la estación Tláhuac.

Redes sociales.
Dale "Me gusta" al Universal DF en Facebook.
Entérate de lo que sucede en la gran ciudad, síguenos también en Twitter y YouTube.
Envía con imágenes, texto y videos problemáticas de tu colonia dentro del Distrito Federal, así como afectaciones por obras viales u otros temas importantes para tu delegación. Envía tu material a distritofederal@eluniversal.com.mx
Evita pasar por las 5 obras del Metro, Metrobús y Autopista Urbana, encuentra rutas alternas y cambios en vialidades en Google Maps.
 
 
 
 
52199 31/10/2012 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaldf.mx/app@Top http://b.scorecardresearch.com/p?c1=2&c2=6906641&ns_site=m-eluniversal-df&name=home.noticia.Risas_y_sorpresa_en_el_primer_tren