Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

PAN, en contra de comprar bloqueadores de celular

Afirma Mariana Gómez del campo que el gobierno del Distrito Federal debería emplear esos recursos en acciones para implementar un sistema de control y vigilancia eficaz dentro de los reclusorios
Notas Relacionadas
06 de enero 2011
06 de enero 2011

Geovana.royacelli@eluniversal.com.mx

Mariana Gómez del Campo, coordinadora del PAN en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, se pronunció en contra de la adquisición de equipos bloqueadores de señal de teléfonos celulares para seis reclusorios de la capital, en los que se gastarían 25 millones de pesos, y "son el costo de la ineficiencia de las autoridades capitalinas".

Dijo el gobierno del Distrito Federal debería emplear esos recursos en acciones para implementar un sistema de control y vigilancia eficaz dentro de los reclusorios, ya que durante 2010 se decomisaron 3 mil 945 teléfonos celulares en los centros penitenciarios de la ciudad de México.

Aclaró que el PAN está a favor de evitar que los delincuentes presos sigan cometiendo delitos.

Sin embargo, lamentó que el gobierno capitalino tenga que gastar tanto dinero en estas acciones cuando lo que debe hacer es implementar un sistema de control y vigilancia eficaz y emplear ese recurso en capacitación de los reos próximos a adquirir su libertad.

Argumentó que "el Reglamento de los Centros de Reclusión del DF, emitido por el jefe de Gobierno, no establece como infracción que los reos posean teléfonos celulares, pero esto no significa que esté permitido ya que lo único que ocasiona es que se utilicen como un instrumento para cometer actos ilícitos como la extorsión".

Insistió en que, por ahora, Acción Nacional considera que es muy costoso para el Estado una medida de esta magnitud, pudiéndose resolver a través de otros recursos.

La diputada hizo un llamado para que el proceso de elección de la empresa que se encargará de colocar estos dispositivos se lleve a cabo en total transparencia y en el marco del plan de austeridad de la administración capitalina.

fml

 

Comenta esta nota