madrota en Sullivan""/> "Cuando no me vigilaba él, me encargaba con la <i>madrota</i> en Sullivan" - Cuauhtémoc - El Universal DF

"Cuando no me vigilaba él, me encargaba con la madrota en Sullivan"

Ha pasado un año desde la liberación de Claudia, aún no regresa a casa, está protegida por la asociación Reintegra y estudia derecho en una universidad
(Foto:Yadín Xolalpa/ELUNIVERSAL)
Notas Relacionadas
  • Email
  • () votos
Cinthya Sánchez
11:36
23 de mayo 2013

Jorge encontró a Claudia sentada en una banqueta del centro del pueblo donde vivía. Le preguntó por un baile que se llevaría a cabo esa noche.

“Le dije que no sabía nada, le di mi nombre y mi número de teléfono. Lo volví a ver, un mes después, en la central de autobuses de la TAPO, cuando me escapé para irme a vivir con él”, recuerda.

Jorge la enamoró por teléfono. Le dijo que era lo mejor que le había pasado, que era guapísima: “Me llamaba todos los días. Me ponía crédito en mi teléfono, me convenció de no decir nada de nuestro amor. Yo me enamoré y me salí sin avisarle a mis papás, en ese entonces tenía 19 años”.

Ella nunca había estado en la capital. “Me llevó a vivir a la delegación Cuauhtémoc. El primer día me señaló a las chicas que estaban paradas en la calle y me dijo: Así vas a trabajar tú y me vas a mantener”, agrega.

Tres días duró el romance en una de las habitaciones de huéspedes de la calle Arista, en la Guerrero. Luego la llevó por tops, minifaldas y tacones altos a Tepito para que, por la noche, trabajara como prostituta en Sullivan.

Con pistola en mano la obligó a llamar por teléfono a su casa para que dijera a su familia que estaba bien.

En dos años sólo tuvo sexo tres veces con quien le juró amor. Fueron más golpes que besos y siempre la mantuvo vigilada.

“Cuando no me vigilaba él, me encargaba con la ‘madrota’ en la calle de Sullivan que le daba una lista de los hombres con los que me había acostado y cuánto me había tardado”, asegura Claudia. También afirma que fue golpeada cuando en una noche ganaba solamente cuatro mil pesos.

“Llegué a tener hasta 40 hombres encima en una noche. En fin de semana le entregaba 18 mil pesos aunque normalmente le daba entre 6 mil y 8 mil pesos diarios, lo común era hacer 20 servicios por noche”, dice.

Parecía imposible escapar, pero una golpiza la animó: “Me dijo que me iba a llevar con su hermana a Nueva York y que ni intentara hacer nada porque a un ‘padrote’ como el se le respetaba”.

 

Luego del altercado, Claudia bajó como pudo las escaleras, tomó un taxi y huyó con 900 pesos que traía en la bolsa.

Primero se encondió en un hotel por el Monumento al Revolución, luego en un hostal en el Centro Histórico, dos días después fue a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) a denunciar.

Llevó a los policías del Ministerio Público hasta el gimnasio donde Jorge hacía ejercicio. También les ayudó a ubicar a las ‘madrotas’. Un día después Jorge, quien en realidad se llamaba Noé, fue detenido.

Le dieron 20 años de cárcel. Pidió un careo con Claudia: “Cuando lo vi tras la rejilla sólo pensaba, a ver, sal y pégame”.

Ha pasado un año desde su liberación. Aún no regresa a casa, está protegida por la asociación Reintegra y estudia derecho en una universidad. Nadie en la escuela sabe su origen. Tiene 21 años y quiere dedicarse a combatir la trata. “Yo quiero hacer algo, no puedo ser igual que toda esa gente”, dice.

Redes sociales.
Dale "Me gusta" al Universal DF en Facebook.
Entérate de lo que sucede en la gran ciudad, síguenos también en Twitter y YouTube.
Envía con imágenes, texto y videos problemáticas de tu colonia dentro del Distrito Federal, así como afectaciones por obras viales u otros temas importantes para tu delegación. Envía tu material a distritofederal@eluniversal.com.mx
Evita pasar por las 5 obras del Metro, Metrobús y Autopista Urbana, encuentra rutas alternas y cambios en vialidades en Google Maps.
 
 
 
 
62637 23/05/2013 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaldf.mx/app@Top